rentacar oto kiralama arac kiralama
buscar
agenda
diciembre • 2017

 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
      1  2  3
  4  5  6  7  8  910
11121314151617
18192021222324
25262728293031


 

baner-juego

 

materialdeapoyo

 
«El buen turismo es el que ayuda a salir adelante a los más pobres en sus países»
Viernes, 15 de Noviembre de 2013 16:27

Entrevista a Frans de Mann

Entrevista realizada por la Universitat Oberta de Catalunya. De Man ha estado en la UOC con motivo del seminario COODTUR, organizado en el marco de los estudios de posgrado de Turismo de la universidad, sobre cooperación y vías de financiación en el turismo. En esta entrevista habla de las dificultades del turismo sostenible ante un modelo de masas que sigue imponiéndose.

Usted trabaja desde hace años en base a la filosofía del turismo sostenible y asegura que todavía no se ha podido romper el modelo hegemónico de masas. ¿Por qué?

La filosofía de nuestra organización, la Fundación Retour, se basa en un concepto diferente de turismo del que tenemos en occidente. Aquí hacemos tres semanas de vacaciones y después trabajamos once meses. En los países del sur, la gente nunca se va de vacaciones, ni siquiera tienen días libres; siempre trabajan y no saben qué van a hacer los turistas. Ellos no entienden por qué queremos pasear por el sol o viajar en jeeps descapotables por la selva todo el día, porque intentan salir de estas condiciones. Querrían tener aire acondicionado, no tener que trabajar, tomar una ducha diaria, y nosotros vamos justamente allí a hacer lo contrario. Para ellos el turismo es un fenómeno raro.

Entonces, ¿qué tendría que ir a hacer en estos países, la gente de occidente?

Para mí el problema no es que la gente vaya allí a hacer estas cosas. Esto está bien y pueden hacer lo que quieran. Pero lo importante es lo que la gente de los destinos saca, de todo ello. Para ellos el turismo representa trabajo y, si pudieran ganarse la vida con la agricultura, quizás lo preferirían antes que el turismo. Lo que debemos hacer es asegurar que el fenómeno turístico ayude a desarrollar las comunidades, y no de la manera que nosotros queremos sino de la manera que ellos quieran. Tenemos que participar en este proceso de turismo y para mí cualquier forma que ayude a la gente del lugar a salir adelante en el desarrollo que ellos realmente quieren es buen turismo. Puede ser en un hotel con todo incluido en la República Dominicana o con un grupo de jóvenes que efectúan un recorrido guiado en bici. Lo importante no es lo que se hace sino cómo afecta al interés de la gente del lugar.

¿Por qué triunfa el modelo de masas?

Uno de los principales problemas es que el turismo es un sector en que se gana mucho dinero y es el mayor generador de trabajo del mundo. Por lo tanto, en él se mueven muchos intereses y a menudo no importa el interés de la gente de los países de destino. Este es un proceso que ha explotado en los últimos cuarenta años. Han crecido muchas cadenas y grupos y al final, ante estos grandes intereses, los de la gente local quedan en el último lugar. Nosotros luchamos para devolver estos intereses a la foto.

Cuando habla de intereses locales, ¿se refiere a la gente del pueblo o a las autoridades locales?

Es cierto. Todo proceso de desarrollo ya no será nunca más de norte a sur. En la India ahora también hay hoteles de propiedad india. Las comunidades locales no son una entidad única, porque encontramos diferentes intereses. Nuestra organización mira por el interés de la gente que queda fuera del proceso político y de los mercados. Creemos que el concepto de desarrollo y turismo sostenibles tendría que ser medido por cómo es servido el interés de los grupos débiles de la sociedad. Nuestro objetivo es ayudar a los más pobres. Para mí este es el tema principal. Hay que hablar con los líderes y las empresas de la comunidad y convencerlos de que el turista europeo es cada vez más consciente del desarrollo sostenible, que la UE hace leyes para que se respeten los derechos humanos en todas partes y que las empresas también son responsables. Porque, si una compañía tiene un problema en el país donde está, también puede tenerlo después en Europa.

Actualmente nos encontramos muchas empresas en países donde los derechos humanos no se respetan. El caso paradigmático es China.

Existe el concepto sobre la responsabilidad social empresarial, concepto que nos dice que las compañías deben tener responsabilidad en cuestiones sociales incluso cuando el gobierno no las tiene. Podemos ir un paso más allá, especialmente cuando el gobierno no respeta los derechos humanos, las compañías tienen que respetarlos. Las empresas deben trabajar de acuerdo con los principios de la ONU. Cuando en Tailandia se produce turismo sexual esto es una violación de los derechos humanos. Al gobierno de allí no le preocupa, pero los operadores turísticos europeos tienen su responsabilidad y deben hablar con los hoteles para que apliquen los derechos humanos.

¿La crisis dificulta que las empresas trabajen siguiendo estos principios?

Es que es complicado. Nos han dicho que la crisis económica da oportunidades para seguir en una dirección sostenible, pero lo primero que hizo el gobierno holandés fue abolir la tasa del queroseno, cuando uno de los principales problemas de contaminación es el tráfico aéreo. Para mí esta fue la prueba de que todo lo que se dice sobre la economía sostenible es una trampa. Por otro lado, creo que los países de destino tienen mejores opciones para capear la crisis, porque ellos no pagan las tasas para pagar a los bancos. En la economía informal se hacen préstamos los unos a los otros. En la historia la economía informal ha sido más fuerte y sostenible ante una crisis. Nosotros hemos destruido nuestra economía mediante el sistema financiero. La economía informal, en cambio, se adapta a las necesidades de la gente, mientras que la nuestra no.

De todos modos, esta economía informal también crea diferencias...

Lo hace, sí. No hace la sociedad igualitaria, pero es un sistema que puede sobrevivir. Si mi tarjeta de plástico se estropea, tengo un gran problema porque no tengo acceso a mi dinero. Ellos no tienen este problema. Justo ahora he vuelto de África y de Asia y allí hay energía positiva: ves a gente joven negociando y saliendo adelante. Mi primo estudia emprendimiento aquí en Europa, pero después estos jóvenes van directos de la universidad al mundo real y no tienen el conocimiento real del negocio.

En cuanto a las ayudas para desarrollar proyectos de cooperación, ¿cómo es la actuación de los lobbies en Europa?

Son muy poderosos. Realizan un buen trabajo en lo que les favorezca. Se invierte mucho dinero en este terreno para afectar a nuestro sistema político y económico. Hablan de mercado libre, pero influencian el mercado a través de la política.

Usted es partidario de que las ONG hablen directamente con las empresas antes que con los funcionarios para conseguir avanzar en sus objetivos.

Sí, porque los funcionarios piensan en las empresas. Para mí el gobierno es una entidad que tiene que proteger a los ciudadanos de las cosas malas del mercado, regulándolo y preservando su rostro humano. Hoy en día, sin embargo, si hablas con los funcionarios, solo piensan en las empresas, y los gobiernos hacen lo que las empresas quieren y no entienden qué son los mercados o las empresas ni cómo trabajan. Tienen posiciones muy defensivas y es como hablar con una pared, mientras que los empresarios te hablan de sus intereses y de cómo los tuyos pueden encajar con los suyos. Es mucho más eficiente hablar con ellos que con un gobierno.


Frans de Man empezó en el turismo sostenible como activista en 1980, en la lucha contra la explotación de mujeres, pescadores y labradores debido al desarrollo turístico. Ha sido el secretario internacional del Partido de los Radicales (ahora Izquierda Verde de Holanda) y actualmente trabaja en la Fundación Retour, que fundó en 1986 para realizar proyectos dirigidos a dar herramientas a comunidades locales y pequeñas empresas en África y América Latina. De Man ha estado en la UOC con motivo del seminario COODTUR, organizado en el marco de los estudios de posgrado de Turismo de la universidad, sobre cooperación y vías de financiación en el turismo. En esta entrevista habla de las dificultades del turismo sostenible ante un modelo de masas que sigue imponiéndose.

 
Sitio bajo licencia Creative Commons
El Gos Pigall · Desarrollado con
Financiado por
aecid
foro turismo responsable - Tel. 0034 91 724 24 48 · info@foroturismoresponsable.org