rentacar oto kiralama arac kiralama
buscar
agenda
septiembre • 2017

 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
      1  2  3
  4  5  6  7  8  910
11121314151617
18192021222324
252627282930 


 

baner-juego

 

materialdeapoyo

 
Burbuja turística & fun capitalism: el hedor a alcantarilla de Orizonia
Viernes, 08 de Marzo de 2013 14:45

Joan Buades (Alba Sud)

El estallido de Orizonia pone en evidencia las conexiones entre cómo se ha atizado la burbuja turística en el sector de los viajes y la burbuja financiera mundial que está en la base de la crisis actual. De cara a la galería, 2012 cerró en un ambiente de euforia en los estados mayores turísticos. Basta recordar cómo la servil Organización Mundial del Turismo (OMT), en teoría una agencia de Naciones Unidas pero que parece el departamento de marketing de la industria, acaba de lanzar una campaña triunfalista como nunca: “Mil millones de turistas, mil millones de oportunidades”. No en vano, este colosal número de viajes internacionales duplica el de 1990.

De hecho, el WWTC, el lobby internacional privado del turismo y los viajes, se esfuerza por resaltar que está saliendo rápidamente de la crisis. En las Américas, por ejemplo, resultaría que el turismo estaría hasta liderando la reconversión...Pero la realidad es tozuda, y de cuando en cuando se asoma dramáticamente en ejemplos inesperados. En el 2010 tuvimos el aviso de la bien sonada caída de Viajes Marsans, que dejó desnudo a Gerardo Díaz Ferran, el expresidente de la patronal española con sus prácticas de rapiña financiera en la línea de la rancia picaresca hispánica de siempre.   Ahora, la happy hour de la OMT ha condicionado con el colapso de Orizonia, que según su web, todavía en operaciones, sería ni más ni menos que “el grupo empresarial que lidera el turismo español, con una facturación de más de 2.500 millones de euros en 2010, y uno de los grandes grupos del mercado europeo”.

  En realidad era el tercer grupo de viajes español después de Viajes El Corte Inglés y Globalia.  Esta poderosa transnacional española, con sede en Palma de Mallorca, trabajaba en 21 estados y gestionaba más de 1.000 oficinas en tres continentes. Con 8 millones de clientes, daba trabajo a 5.000 empleados. Todo eso se fue al traste entre el 15 de diciembre del año pasado y finales de febrero de este año con el intento de compra-venta a la desesperada entre Barceló y Globalia. Ambos grupos, el cuarto y el segundo respectivamente, del poderosísimo mercado español de viajes, buscan alcanzar y consolidar la segunda posición en el ranking.

Pero, ¿por qué es interesante escudriñar lo que se oculta detrás del estallido de Orizonia, más allá de los titulares sobre puñaladas personales y luchas por poder del sector? Sin duda, la conexión entre cómo se ha atizado la burbuja turística en el sector de viajes y la burbuja financiera mundial, que está en la base de la crisis actual. Mientras la guerra de clases se agudiza y se va decantando a favor del ínfimo 1% que no se esconde para nada de jactarse de ello, vale la pena parar atención a los detalles sobre el nacimiento y la muerte del gigante de fango Orizonia. En primer lugar, su origen es deudor de una doble operación especulativa fascinante. Miguel Fluxá, un hombre de la Corporación Financiera Alba, el principal consorcio financiero español controlado por la familia March, herederos de aquel contrabandista y banquero Juan March que pagó el golpe militar de Franco en 1936, y presidente de IBEROSTAR, la cuarta cadena hotelera española y 32ª del mundo en 2006, vendió por cerca de 900 millones de euros la potente división de viajes que poseía (Viajes Iberia, IberoJet, Viva Tours, Sol Plans, Iberworld…) para poder adquirir un 5% de ACS, la primera constructora española y que entonces controlaba Hochtief, la primera firma alemana en construcción. Es decir, un grupo turístico español de bandera, con domicilio fiscal preferente en el paraíso fiscal de los Países Bajos [1], desinvertía en el negocio de los viajes para pasar a ser patrocinador de la burbuja inmobiliaria!

Venganza de la realidad: hoy IBEROSTAR está en peligro de insolvencia porque debe pagar unos vencimientos de deudas propias muy superiores al valor actual de las acciones compradas hace cinco años a ACS. Eso que se pagó en 850 millones, ahora vale menos de la mitad… La apuesta por el cemento puede arrastrar al grupo turístico a la ruina.

Segundo botón de muestra: ¿Quiénes fueron los compradores principales de esta pujante división de viajes deIberostar y que fue refundada como Orizonia? Fascinante. Primero, el fondo de capital-riesgo Carlyle, en ese momento (2007), el primer fondo especulativo del mundo (ahora es el tercero, con “solo” unos 157.000 millones de dólares en inversiones alrededor del mundo en plenocrash económico). Entre los miembros del consejo de administración encontramos próceres del manejo capitalista tan descarados como George Bush padre, Frank Carlucci (antiguo Secretario de Estado de Defensa de EUA), el ex primer ministro británico John Major o el megamillonario Georges Soros. Ellos se quedaron cerca del 60%. Después, un 35% fue comprado por Vista Capital, un chiringuito financiero del Banco Santander, el primero de España y sexto del mundo. La presidencia la ostenta Emilio Botín, el titular de una familia adinerada con una larga trayectoria de fraude fiscal a través de Suiza. En el consejo de administración encontramos personajes claves del neoliberalismo hispánico, como Alfredo Sáez, un conocido extorsionador de empresarios condenados por la justicia e indultado en extremo por el presidente Zapatero para que no fuera a prisión, y el ex comisario europeo Abel Matutes, dueño de uno de los principales conglomerados hoteleros españoles y notorio condottiero turístico en las Baleares desde la época de Franco.

Una de las anteriores perlas sobre la Irresponsabilidad Social Corporativa del Santander  la constituyó el reconocimiento en 2010 (a raíz del acuerdo entre las autoridades federales norteamericanas y el Wachovia Bank, en el llamado “Wells Fargo Deal”), que como otras entidades similares había sido depositario de cuentas bancarias de narcotraficantes criminales en México…

Con estos rastros, solo falta agregar que parece que Carlyle puso, como un máximo, 150 millones de euros, de los 850 millones de la compra. El resto eran deudas reconocidas a cuenta de los activos y patrimonio de Orizonia con bancos como el propio Santander, La Société Generaley Bankia.

Mientras que el Santander ha llegado a tener subvenciones públicas de la FED (el tesoro público) de los EUA para que no entrara en crisis, la Société Générale, el segundo banco francés, ha sido objeto de numerosos rumores relacionados con su festejo con los paraísos y el fraude fiscal. Sobre Bankia, el laboratorio bancario del Doctor Rodrigo Rato y sus colegas del régimen PP-PSOE, basta con recordar que al día de hoy ya ha robado casi 47.000 millones de euros en la caja pública y que es el mascarón de proa de la crisis en España.

En resumen, Orizonia era una especie de Second Life con aire vacacional, donde actores y actrices bien céntricos del turbocapitalismo global hacían ver que generaban riqueza sin poner prácticamente ni un centavo. El turismo era la excusa, la especulación financiera lo único que los unía a todos. ¿Y los 5.000 puestos físico de trabajo? ¿Y la “riqueza social” real que creaba? Para los trabajadores y sindicalistas desconcertados, puede ser que valga la pena darse cuenta, antes de que la victoria del 1% sea abrumadora, que las Orizonias y los milagros turísticos se hacen simplemente para ganar dinero. Como decía certeramente el historiador Ferdinand Braudel: el dinero es la única industria permanente del capitalismo.


Notas:

[1] Véase:Joan Buades (2006), Exportando paraísos, Palma, La Lucerna.

Traducción al español de Quilalí Urtecho. 

 
Sitio bajo licencia Creative Commons
El Gos Pigall · Desarrollado con
Financiado por
aecid
foro turismo responsable - Tel. 0034 91 724 24 48 · info@foroturismoresponsable.org