rentacar oto kiralama arac kiralama
buscar
agenda
junio • 2017

 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
     1  2  3  4
  5  6  7  8  91011
12131415161718
19202122232425
2627282930  


 

baner-juego

 

materialdeapoyo

 
Viajes de soberanía alimentaria
Lunes, 20 de Junio de 2011 08:57

Leonor Hurtado

El Programa “Viajes de Soberanía Alimentaria” es una iniciativa de la organización no gubernamental estadounidense, Food First (Alimentación Primero, Instituto sobre Políticas de Alimentación y Desarrollo), la cual busca conocer las realidades del sistema alimentario global para que las y los viajeros conozcan nuevas alternativas, se identifiquen con las y los productores, y se comprometan a participar en el movimiento mundial por la soberanía alimentaria.

El viaje educativo realizado a finales de mayo 2011 durante ocho días a Euskal Herria por un grupo de dieciséis norteamericanos: profesores, escritores y activistas, fue un éxito rotundo. Durante meses planificamos el viaje entre la organización no gubernamental estadounidense Food First y el sindicato agrario EHNE-Bizkaia, quien respondiendo a nuestras demandas organizó la visita a diversas iniciativas de producción local de alimentos, cooperativas comunitarias de producción y procesamiento de productos vegetales y animales, mercados campesinos, organizaciones de solidaridad y abastecimiento entre personas productoras y consumidoras, museos, bodega y txokos para degustar la exquisita gastronomía que el País Vasco ofrece. La ruta de visitas incluyó muchos pueblos y experiencias de interés en ellos (Ajangiz, Gernika, Errigoiti, Bergara, Salidas de Leniz, Aramaio, Angiozar, Abadiño, Hendaia, Donostia, Gasteiz, Villabuena, Ollerias, Urkiola, Mondragon, Zornotza).
Creíamos saber lo que encontraríamos en el viaje, pero la calidez humana, la calidad de las charlas, las innovaciones organizativas que descubrimos, la solidaridad que construimos, lo mucho que aprendimos y la alegría que compartimos, hizo de la experiencia mucho más de lo esperado. Así lo expresan todas y todos los participantes. Parecía que estuviéramos en un seminario o en un mitin de solidaridad, quienes conducían los microbuses eran miembros de EHNE y respondían nuestras preguntas, brindando información histórica y política. Pudimos comprender mucho de su cultura, organización y culto a disfrutar la vida.

El Programa “Viajes de Soberanía Alimentaria” diseñó esta experiencia. La organización no gubernamental estadounidense, Food First (Alimentación Primero, Instituto sobre Políticas de Alimentación y Desarrollo) analiza las causas del hambre, la pobreza y la destrucción ambiental, y desarrolla soluciones participando con movimientos sociales que trabajan por el cambio. Uno de sus programas es “Viajes de Soberanía Alimentaria”, el cual busca conocer las realidades del sistema alimentario global para que las y los viajeros conozcan nuevas alternativas, se identifiquen con las y los productores, y se comprometan a participar en el movimiento mundial por la soberanía alimentaria.
Primera visita

La primera visita fue a la finca y hostal campesino de Ainoha y Alex en Ajangiz. En un bello paisaje montañoso recorrimos la plantación, aprendimos de los vegetales que producen como de su experiencia, joven pareja que cree en la soberanía alimentaria y transforma su vida para dedicarse a ello. ¡Inspirador! Amanecimos en el hostal con el canto de pájaros y olor a tierra mojada. La primera reunión durante el desayuno fue con Paul Nicholson, dirigente de Vía Campesina. Todos estábamos conmovidos al escucharlo. Actualmente se están fortaleciendo redes a nivel local y estamos construyendo nuevas formas de enfrentar el poder global, creando miles de luchas a nivel local. La soberanía alimentaria ha de ser un planteamiento unificador para transformar la sociedad. Tenemos el derecho de controlar las políticas, los bienes públicos, definir lo que producimos y comemos desde una perspectiva social. Con Paul recorrimos Gernika, dos museos, el mercado, almorzamos juntos y dialogamos ampliamente. Al final del día uno de los viajeros dijo, fue impresionante conocer a Paul, no imaginé que tendría esta maravillosa oportunidad ¡oír a un dirigente de Vía Campesina!

Durante las elecciones

Estuvimos en el País Vasco durante las elecciones de autoridades locales y diputados, fue espectacular escuchar los resultados y la euforia de la población. Estábamos frente a la sede de Bildu en Gernika, la alianza de izquierda que ganó el voto rural y por primera vez ganó en ciudades grandes como San Sebastián. Una mujer cubierta con la bandera verde con la estrella de Bildu se acercó a nosotros y en inglés nos explicó la importancia de las elecciones y del triunfo. Con su cara iluminada de alegría y grandes espavientos compartía la emoción de esa lucha y el esfuerzo organizativo para no ser considerados ilegales, ¡ganamos después de más de diez años de estar ausentes! decía. Las y los viajeros estábamos conmovidos de su expresividad y espontaneidad, sentíamos estar palpando algo muy íntimo de la sociedad vasca.

Dos de los viajeros tienen abuelos vascos y aunque anteriormente han visitado el país querían descubrir más de su herencia al estar en contacto con la tierra y sus productores. Platicar y escuchar las historias de campesinos, pastores y productores de queso, los llevó a vivir viejas historias oídas en la lejanía e identificarse con la persistencia y el amor al trabajo de sus paisanos. Uno de ellos comprendió que su apellido lo escribe con “ch” y no con “tx” producto de la represión francesa que obligó a cambiar la escritura al desconocer el idioma vasco. Entonces viajeras comentaban sobre la esperanza que las invadía al saber de la capacidad de las personas de defender su cultura, su idioma y su identidad. ¡Esperanza en la humanidad!

Nekasarea

Otra de las experiencias impresionantes fue conocer algunas organizaciones de solidaridad y abastecimiento entre productores y consumidores. como Nekasarea En Estados Unidos existen organizaciones similares, Agricultura Solidaria, CSA (en inglés) en las cuales los socios pagan por adelantado la ración de vegetales que recibirán semanalmente durante un año. Las personas pobres no tienen acceso, porque no tienen dinero suficiente para pagar por adelantado, pero para los productores es indispensable este pago porque no cuentan con apoyo público, ni con préstamos para la producción. Algo innovador de las organizaciones vascas es que en ellas participan productores de vegetales, productos animales y productos procesados, además los organizadores establecen relación con productores locales de otras regiones para intercambiar productos y en los cestos incluyen naranjas y aceite, por ejemplo, que no se producen en el país vasco. Esta experiencia nos estimula profundamente y nos enseña que el sistema de abastecimiento puede ser más completo, debemos desarrollar este conocimiento para mejorar el trabajo en Estados Unidos, señaló una de las viajeras.

TAV

Una experiencia diferente fue conocer a organizaciones que se oponen al tren de alta velocidad: porque no lo necesitan, será una conexión sólo entre grandes ciudades, pone en riesgo el funcionamiento del tren local entre ciudades pequeñas, altera la vida pacífica por el ruido, y porque ocupa y daña tierra dedicada tradicionalmente a la agricultura y ganadería. El alcalde y campesinos con quienes platicamos muestran gran indignación a que se intervenga y dañe su territorio sin haber sido consultados. Consideran que es una violación a sus derechos que el poder económico esté por encima del poder del pueblo. Los comentarios entre las y los viajeros eran de indignación, es indispensable que las negociaciones entre los constructores y los afectados sean amplias, sinceras y respetuosas para resolver un problema tan complejo porque de lo contrario el conflicto se mantiene.

¡Una experiencia maravillosa!
En conclusión, todos, los y las viajeras valoramos profundamente la hospitalidad de las personas, la variedad y belleza de los lugares visitados, la profundidad de las charlas, la inspiración que brinda el contacto con los campesinos y la naturaleza, la delicia de la comida y las bebidas. ¡Ha sido una experiencia maravillosa! Agradecemos enormemente el inmenso trabajo tras bambalinas que hicieron EHNE y Food First para brindarnos esta experiencia educativa. Esta realidad confirma que los viajes educativos son una buena actividad para aprender, disfrutar y hermanar a los pueblos en la justa lucha por la soberanía alimentaria.
 
Sitio bajo licencia Creative Commons
El Gos Pigall · Desarrollado con
Financiado por
aecid
foro turismo responsable - Tel. 0034 91 724 24 48 · info@foroturismoresponsable.org